Fin de la exención del IVA en Operaciones Financieras

 

En el IVA hay dos tipos de exenciones claramente diferenciadas: exenciones plenas, y exenciones limitadas.

En el caso de las exenciones plenas, al empresario o profesional que realiza la entrega o presta el servicio y que no repercute el impuesto se le permite deducir el IVA soportado en las adquisiciones relacionadas con la operación exenta, siempre que reúna todos los requisitos para la deducción. Son exenciones plenas las aplicables a las exportaciones y operaciones asimiladas, operaciones relativas a zonas francas, depósitos francos y otros depósitos, regímenes aduaneros y fiscales y entregas intracomunitarias.
En el supuesto de las exenciones limitadas se establece la exención de la entrega del bien o de la prestación del servicio pero no se permite deducir el IVA soportado por el empresario o profesional en las adquisiciones relacionadas con la operación exenta. Entre estas destaca la exención referente a operaciones financieras. Es a esta ex exención, como veremos a la que vamos a dedicar las siguientes líneas.

Hasta el 31 de diciembre de 2014:

El artículo 20 sobre Exenciones en Operaciones interiores de la Ley del IVA establecía:
Uno. Estarán exentas de este impuesto las siguientes operaciones:
18º. Las siguientes operaciones financieras:
ñ) Los servicios de intervención prestados por fedatarios públicos, incluidos los Registradores de la Propiedad y Mercantiles, en las operaciones exentas a que se refieren las letras anteriores de este número y en las operaciones de igual naturaleza no realizadas en el ejercicio de actividades empresariales o profesionales.
Entre los servicios de intervención se comprenderán la calificación, inscripción y demás servicios relativos a la constitución, modificación y extinción de las garantías a que se refiere la letra f) anterior”.

En pocas palabras, los notarios, Registradores de la Propiedad y Mercantiles, que hubiesen intervenido, por ejemplo, en escrituras públicas de constitución de avales, fianzas, préstamos y garantías reales como la hipoteca, no tenían la obligación de repercutir IVA alguno.
En 2015 la situación ha cambiado y lo ha hecho como consecuencia del proceso iniciado por la Comisión Europea (Dictamen de 24 de octubre de 2012 affaire nº 2011/4031).
A partir del 1 de enero del año que ahora estrenamos “Se suprime la exención descrita”.
Un 21% más sobre operaciones que suelen ser ya de por sí muy caras, y que solamente empresarios o profesionales que tenga derecho a la deducción total del IVA soportado podrán deducir en su declaración trimestral o mensual…

Ejemplo:
Imaginemos una doble operación de compra de una vivienda con subrogación del comprador en una hipoteca previamente formalizada por el transmitente.
En estos y otros casos similares las escrituras públicas otorgadas por el Notario valdrán más dinero para el contribuyente… justo un 21 por ciento más por cada operación. ¡¡¡Casi nada!!!
(Fuente: Leynfor).

Para cualquier duda o aclaración, no dude en contactar con nosotros.

Posted in: