Próxima implantación de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA)

Desde hace unos años, autoridades y entidades de crédito de toda Europa viene trabajando conjuntamente en el diseño e implantación de la iniciativa de una Zona Única de Pagos en Euros, también conocida como SEPA, que supondrá un nuevo escenario caracterizado por una armonización en la forma de hacer pagos en euros principalmente mediante el empleo de tres tipos de instrumentos: las transferencias, los adeudos domiciliados y las tarjetas de pago.

Dicho proyecto tiene por objeto avanzar en el proceso de integración europea mediante la creación de un marco armonizado para la realización de cobros y pagos en el que todos los usuarios, consumidores, empresas y administraciones públicas, estén sujetos a un único conjunto de reglas y condiciones, sin diferenciación geográfica alguna.

La publicación del Reglamento (UE) Nº 260/2012 ha supuesto un hito crucial para el desarrollo de la SEPA, al establecer que a partir del 1 de febrero de 2014 ya sólo sea posible efectuar aquellas transferencias y adeudos domiciliados realizados conforme a los requisitos técnicos y de negocio establecidos en dicha norma. Este marco de condiciones afecta no solo a los proveedores de los servicios de los servicios señalados.
Una de las principales novedades es que, a partir de su entrada en vigor, los usuarios de servicios bancarios –como son las Entidades Locales- deberán utilizar el Código IBAN (Código Internacional de Cuenta de Bancaria) para identificar su cuenta, en lugar del actual Código CCC (Código de Cuenta Cliente).
Además, la nueva normativa afectará también a la relación de las empresas y las Administraciones Públicas con las entidades bancarias, que deberán acomodar, entre otros aspectos, el manejo de sus órdenes de domiciliación, los datos a intercambiar en la cadena de pagos o los formatos de inicio de sus órdenes de cobro y pago.

Con la entrada del SEPA se va a reducir de 640 a 140 caracteres el campo actualmente previsto para los adeudos por domiciliaciones en soporte magnético. Este hecho impide recoger toda la información que habitualmente debería contener el justificante de pago o equivalente, emitido por el Ayuntamiento al contribuyente.

Por todo lo anterior, resulta, por tanto, apremiante que los usuarios conozcan el alcance de la SEPA y las obligaciones derivadas del aludido Reglamento y poder así llevar a cabo las necesarias adaptaciones para poder seguir realizando sus operaciones habituales con total normalidad.

Dado el importante cambio de escenario que supone la SEPA, el Banco de España lanzó a finales de abril una página oficial sobre SEPA en España que incorpora toda la información sobre la misma, así como numerosas funcionalidades, cuya visita recomendamos en el siguiente enlace:

www.sepaesp.es

Atentamente,

logo pequeño centrado